mobile commerce

Mobile Commerce “Lo bueno y malo “

Si el e-commerce ya supuso una revolución como hábito de compra de la población, ahora se hace hueco el teléfono móvil.

Esto supone un adelanto en muchos aspectos, pero no todos ellos son positivos. Le ha surgido un competidor al E-Commerce, y se trata del Mobile Commerce, que llega para conquistar el mercado.

Sus beneficios son múltiples:

  • Tan solo se necesita un dispositivo con conexión a internet
  • Compra desde las aplicaciones móviles o desde la web
  • Acceso fácil
  • Rapidez de compra
  • Mayor comodidad
  • No hay límite de horarios
  • Acceso a ofertas y promociones exclusivas solo aptas para clientes móviles, así como códigos BIDI
  • No requiere de un gran desarrollo de infraestructuras para la empresa
  • La ubicuidad. Se puede comprar desde cualquier lugar y en cualquier momento
  • Genera mayor productividad. Al dar más opciones de compra distintas a un usuario, es más fácil que convierta
  • Genera una mejora en el posicionamiento de la página y de la marca

El pago debe realizarse a través de medios de pago digitales, como tarjetas de crédito aptas para el comercio online o a través de una cuenta PayPal. Las tablets también son consideradas como Mobile Commerce, pues tienen un tamaño algo superior al Smartphone pero aún así sus características y prestaciones son muy similares. Existe una clara alternancia de equipos. Desde los dispositivos móviles es desde donde se realiza la investigación del producto que se desea adquirir para posteriormente pasar a terminar la compra al ordenador. Pero esto tiene sentido, ya que los dispositivos móviles, al no tener teclado físico, son más complicados a la hora de tener que introducir muchos datos, y eso termina en muchas ocasiones con el abandono del carrito.

Pero también tiene sus desventajas:

  • Los compradores móviles no convierten tanto como los que realizan sus compras para el pc
  • Utilizan los dispositivos móviles para compras de menor precio
  • La velocidad de carga es muy inferior en dispositivos móviles, le cuesta mucho más tiempo cargar todas las imágenes y características de un producto, así como cambiar de página, lo que lleva al desespero del cliente, que termina dejando la compra
  • No da la misma sensación de seguridad que la compra desde el ordenador
  • Los productos no pueden tener características demasiado extensas, ya que ralentiza el proceso de carga
  • No se utiliza para productos que requieran una compra muy meditada o cuyo precio sea más elevado
  • Aún existe desconfianza hacia este nuevo método de compra
  • Se debe tener una muy buena conexión a internet

También se ha demostrado que desde las tablets el índice de conversión es superior al de los Smartphone, lo que demuestra que a mayor tamaño de pantalla, los usuarios, bien por fiabilidad o por simple comodidad, se sienten más motivados a terminar una compra.

Fuente: easymarketing